Chubut: junto a los que afirman “Sí a la Vida, no la mina”

Contra el Acuerdo Porcino y los proyectos megamineros del gobierno

Actualmente en Chubut se debate el Proyecto de zonificación minera impulsado por el gobierno nacional y provincial, que pretenden otorgarle derechos de explotación a las empresas en una gran parte del territorio provincial. Frente a este avance contra el medioambiente las vecinas y los vecinos se están movilizando masivamente y han obtenido una primera victoria al lograr que se postergue la discusión en la legislatura. Hay que recordar que estas reacciones sociales en defensa de la naturaleza y la vida son parte de un recorrido de luchas que se remontan al 2002 cuando, en Esquel, la gente se unió en la comisión “No a la mina” y logró la aprobación de una ley que prohíbe la minería a cielo abierto con el uso de cianuro. 

Como jóvenes que reaccionamos frente al terricidio en curso pensamos que es fundamental apoyar a las comunidades locales que expresan sus exigencias de defensa de la vida, principio alrededor del cual se unen para enfrentar el extractivismo, como en Chubut contra la megaminería, en Rosario para proteger los humedales o contra las primeras factorías porcinas en Chaco. A su vez, creemos necesario abrir una reflexión sobre la relación inseparable entre la naturaleza y la vida humana, rompiendo con falsas disyuntivas entre el desarrollo humano y el cuidado del medioambiente. 

El planeta Tierra está sumido en una terrible emergencia a causa del accionar bélico, patriarcal y propietario de los poderosos; por lo tanto, también lo está la humanidad. Empezar a hacer cuentas con esta situación nos exige un esfuerzo de pensamiento, de conciencia y de compromiso independiente. Somos la única especie que puede pensarse a sí misma y a la naturaleza, y esto abre un mundo de posibilidades. Una de ellas es la de interpretarnos como seres egoístas que luchan por sobrevivir e imponerse a los demás y que, en esa lucha, es necesario depredar la naturaleza buscando beneficios rápidos para unos pocos. Lamentablemente, los Estados, los medios masivos y las empresas buscan convencernos (y en parte lo han logrado) de esa idea. ¿Es posible pensar y, por ende, actuar de manera diferente? ¿Podemos rastrear nuestras características más empáticas, nuestros incancelables gestos solidarios e imaginarnos una relación con la naturaleza guiada por el cuidado de la vida? Nosotras y nosotros creemos que sí, o que al menos vale la pena intentarlo y queremos hacerlo juntos.

Si elegimos ser personas mejores, más solidarias, más respetuosas de las mujeres –pioneras en el cuidado de la vida y su proyección–, de la infancia y los más oprimidos, menos prepotentes con las/os demás, vamos a estar en mejores condiciones de poder pensar una relación más armónica con las otras especies. Al mismo tiempo, reaccionar en defensa del medioambiente también puede ser una ocasión para empezar a cambiar las relaciones humanas en pos de una vida mejor para todas/os. Queremos que cada persona pueda habitar el planeta libremente. Por eso estamos al lado de los inmigrantes contra las fronteras estatales y con quienes luchan por “tierra para vivir” como las personas que fueron reprimidas en Guernica. A su vez, ser protagonistas y no confiar en las trampas del sistema también significa empezar a tomar mayor conciencia sobre las consecuencias negativas, no solo de las factorías porcinas –fuentes de virus y bacterias– y del extractivismo, sino también de las tecnologías ligeras e internet, que contaminan gravemente el ambiente y, sobre todo, nuestras conciencias.

Nuestra Corriente de Jóvenes es un espacio de reflexión y de acción. Queremos proponerte pensar juntas/os sobre estos temas poniendo en primer lugar las ideas de fondo y los valores que queremos empezar a compartir y estimular, valorizando el pensamiento de cada uno y en común, porque creemos que eso es fundamental para ser realmente protagonistas, para que nuestra unión sea más genuina y sólida, para activarnos y posicionarnos frente a la realidad. Te invitamos a conocernos y a participar de nuestras reuniones y actividades.


¡ABAJO EL ACUERDO PORCINO!

CON LAS COMUNIDADES QUE LUCHAN EN DEFENSA DEL AMBIENTE 

CONTRA LOS INCENDIOS Y EL AGRONEGOCIO.

EL AGUA VALE MÁS QUE EL ORO. FRENEMOS EL AVANCE DE LA MEGAMINERÍA.

TIERRA PARA VIVIR. ¡CON LAS PERSONAS QUE LUCHAN POR UNA VIVIENDA DIGNA!

MÁS HUMANOS, MÁS SOLIDARIOS, MEJORES EN Y CON LA NATURALEZA.




Comentarios

Entradas más populares de este blog

Las "razas" no existen. Somos una común humanidad diferente (Es/Fr)

Carta de agradecimiento a nuestras/os amigas/os

Unirse en la solidaridad antirracista